Viajar

La bicicleta es el medio de transporte nacional.

En realidad no necesitas un auto para transportarte en Holanda. Holanda es un país pequeño y el transporte público te llevará a casi cualquier lugar al que quieras ir.

Aunque el transporte público en Holanda es muy bueno, también es algo costoso. Holanda cuenta con una red ferroviaria sólida que ofrece servicio frecuente y es la manera más rápida de viajar entre ciudades.

Para obtener información de viaje en transporte público, incluyendo instrucciones detalladas de viaje, visita el planeador de recorrido 9292 door-to-door journey planner (en inglés).

Bicicletas por todos lados

La bicicleta es el medio de transporte más barato y fácil, especialmente si vives en una ciudad. Hay carriles especiales para bicicletas en casi todas las calles principales y tanto automovilistas como peatones están acostumbrados a los ciclistas.

La mayoría de los holandeses, sin importar su profesión o estatus, tienen una bicicleta. Compra una bicicleta de segunda mano en vez de una nueva para ahorrarte dinero. También ¡asegúrate de comprar por lo menos un buen candado!

Viajar al extranjero

Una vez que hayas llegado a Holanda, descubrirás que es fácil llegar a muchas capitales europeas. Berlín, Bruselas y París se encuentran a sólo unas cuantas horas en tren y un vuelo corto desde el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam te llevará a Londres, Madrid o Roma.

Las universidades holandesas son un punto de inicio ideal para los recorridos e intercambios de estudio en otros países europeos.

Última modificación 29/08/2015 00:33