'¡Un tiempo para aprender, viajar y pasarla bien!'

Gloria Carolina Lillo Ortega, chilena: Master in Environmental Sciences, Transnational Water Management Track, Radboud Nijmegen (Clase 2013)

Posted by Sander Verkijk el día 05/02/2014 18:10

Decidí estudiar en Holanda por recomendación de un profesor. El programa del master me pareció muy interesante y aunque no sabía mucho del país, si conocía del buen sistema educativo Holandés, por lo que me decidí a postular y fui aceptada.

Estando allí confirmé que la calidad de la educación holandesa es de lujo. Mi universidad puso a mi servicio no solo una excelente infraestructura, si no también todas las facilidades para atendeder las necesidades de estudiantes extranjeros como yo. Todas mis clases fueron en inglés y aún estando en ambientes donde era la única que no hablaba holandés, mis compañeros estuvieron siempre muy dispuestos a ayudarme.

¡Creo que es importante estar al tanto de que Holanda es un país frío! Especialmente para nosotros los sudamericanos, que valoramos tanto nuestro solcito y calor... Aquí tendrán que despedirse del sol por varios meses y acostumbrarse a un frío de otoño a invierno. Además, hay que estar preparado (tanto mentalmente como físicamente) para la lluvia, así como para el hecho de que es un país caro. 

Los holandeses son muy organizados, puntuales y hasta un poco rígidos, por lo tanto, es importante ser cumplidores con las fechas de entrega y puntuales en las citas. Ahora, si existen dudas, pregunten, ¡los Holandeses siempre están dispuestos a ayudar!

Mi mayor dificultad fue extrañar a mi familia, especialmente porque estuve separada de mi esposo por 3 meses debido a que me fui antes que él. Una vez que nos reencontramos, todo fue mucho más facil. En retrospectiva,  cualquier dificultad que pudimos haber tenido fue solucionada preguntando o pidiéndo ayuda.

Viví 3 meses en los alojamientos universitarios, los cuales son muy cómodos, cercanos al campus y de muy buen precio. Si quieren optar a ellos, es importante postular y hacer sus trámites a tiempo. El resto de mi estadía lo arreglé privadamente, arrendando departamentos, hacerlo de esta forma es bastante fácil (hay muchas empresas que se dedican a buscar alojamiento a expats) y aunque la alternativa de vivir solos (sin compartir cocina o baño) puede ser mucho más cómoda que los alojamientos universitarios, también es mucho más caro.

El enfoque de la educación está en el auto aprendizaje. Cada uno es responsable de qué, cómo y cuándo estudiar. No tendrán a nadie recordándoles que tienen tareas, pruebas o trabajos, por lo mismo, es muy importante ser disciplinados y mantener una rutina de estudio. Durante mis estudios tuve pocas horas de clases presenciales, pero muchas horas de trabajo personal construyendo sobre lo aprendido en clase. Los profesores holandeses valoran mucho que levantes la mano y des tus aportes en clase, que seas pro-activo y busques material adicional.

Estudiar en Holanda me sirvió para expandir mi conocimiento de conceptos teóricos sobre la gestión del medio ambiente,  pero también para aprender acerca de las soluciones más prácticas que los holandeses, partiendo de su contexto y capacidad, le han dado a sus problematicas. Adicionalmente,  me ayudó a desarrollar mis habilidades de comunicación y disciplinar mis métodos de aprendizaje, lo que por supuesto, impacta en la forma en que me desempeño profesionalmente. ¡Por esto y más recomiendo absolutamente estudiar en Holanda!

Posted by Sander Verkijk el día 05/02/2014 18:10